Prevención de infecciones asociadas al cuidado de la salud: impacto en disminución de la estancia

jun 09 2011

Elkin Ramiro Mesa Ochoa Jefe Oficina Garantía de la Calidad Hospital Universitario de San Vicente Fundación
[/author]

Prevención de infecciones

Las infecciones nosocomiales son un importante problema de salud pública, son un censor de la calidad de la atención médica, y su baja ocurrencia puede ser el resultado de un efectivo programa de prevención o de una pobre búsqueda de casos.

 

Su importancia se toma en cuenta sólo cuando se tiene conciencia de la carga económica y los costos extra que generan, cuando imprimen su rastro de no calidad en los hospitales y dejan una estancia hospitalaria excesiva.

Los programas de vigilancia y control de las infecciones nosocomiales son estrategias esenciales para aumentar la calidad del cuidado de la salud del paciente y disminuir los costos en los hospitales. A pesar de este atributo, la importancia que se da a estos programas de vigilancia y los recursos erogados en ellos son limitados e insuficientes en muchos hospitales.

Se ha demostrado que adecuadas estrategias educativas permanentes reducen la incidencia de infección nosocomial y disminuyen la estancia hospitalaria y la mortalidad de los pacientes asociada a infección.

Las infecciones nosocomiales son episodios de morbilidad y representan un problema de extraordinaria gravedad por su importancia clínica y epidemiológica porque condicionan altas tasas de morbilidad, mortalidad, inciden en los años de vida potencialmente perdidos de la población, incrementan los días de hospitalización y elevan los costos de atención. Hoy el mundo muestra que entre 5 y 10% de los enfermos que se hospitalizan, desarrollan por lo menos un episodio de infección durante su estancia en un centro hospitalario, cifra referida en estudio realizado en los EUA por la National Nosocomial Infection Surveillance (NNIS); sin embargo se estima que éste puede sobrepasar el 25% de los admitidos a un hospital en los países en vías de desarrollo. En los últimos 30 años la importancia de su control ha sido vital, debido a que en países desarrollados el 20% de ellas son prevenibles, y en países en vías de desarrollo este porcentaje sobrepasa el 40%. Un 5 a 10% de las infecciones nosocomiales, quizá más, ocurren como parte de una epidemia o brote intrahospitalario. Además es la complicación más común que afecta al paciente hospitalizado. Para ello es necesario intensificar la búsqueda y prevención de ellas en servicios con alto riesgo como Hematología, Medicina Interna, Neurología, Unidad de Cuidados Intensivos y Cirugía General y Trasplantes.

Los estudios realizados en el ámbito mundial hacen ver variaciones epidemiológicas de las infecciones nosocomiales, tanto en el tipo de daño o enfermedad, en su frecuencia de ocurrencia y finalmente en las consecuencias; por ello cada hospital debería conocer su propia realidad mediante la conformación de comités de vigilancia y control de las infecciones intrahospitalarias; estos comités permiten conocer que infecciones ocurren dentro de un hospital, en los diversos servicios, los factores de riesgo involucrados, así como que gérmenes predominantes y su sensibilidad a los antibióticos, con el fin de elaborar planes de control e intervención efectivos.

Los costos adicionales han sido calculados en 2200 dólares por caso de infección nosocomial y un promedio de 4 a 14 días de sobreestancia por paciente infectado. Las cifras encontradas en varios estudios adelantados en América Latina representan entre 10% y 35% del costo total de operación de las unidades de cuidados intensivos. A dicho costo, se debe agregar el costo de oportunidad, es decir, los recursos empleados en mantener las camas de UCI con pacientes con infección nosocomial en lugar de emplear esos recursos para otros fines.

La inmunosupresión, el uso de ventilador, la traqueotomía, la edad avanzada, los padecimientos crónicos degenerativos, las neumonías y bacteriemias adquiridas en el hospital contribuyen en gran parte para la muerte del paciente. Estos factores de riesgo de mortalidad pueden ser identificados incluso antes de que el paciente adquiera una infección nosocomial fatal.

Para algunos expertos la información que se publica no alcanza a demostrar la magnitud real del problema porque el personal capacitado y destinado a la búsqueda de estas infecciones es insuficiente, y la inversión económica para la vigilancia y control de las infecciones suele ser escasa.

Efecto de las infecciones nosocomiales

Estudios publicados en los Estados Unidos de América muestran que en ese país se producen alrededor de 2 millones de infecciones nosocomiales anuales que, en promedio, generan alrededor de cinco días de sobre estadía en el hospital (7,5 días en casos de infección de herida operatoria, 7 a 21 días en casos de bacteriemia, 6,8 a 30 en casos de neumonía, y 1 a 4 días en casos de infección urinaria). Lo anterior se traduce en 8,7 millones de días cama utilizados en la atención de las infecciones nosocomiales, a un costo de US$ 4.532 millones.

Sax y colaboradores argumentan que hospitales complejos con más de 300 camas pueden tener 11 infecciones por 100 egresos; mientras que en hospitales de 150 camas o menos hay una proporción aproximada de 6%. Pacientes graves o con padecimientos complejos tienen mayor riesgo de adquirir infecciones nosocomiales y es casi indudable que en muchos la mortalidad esté relacionada con dichas infecciones.

La infección nosocomial añade 4 días de media a las estancias de los pacientes, con importantes variaciones según el tipo de infección que se considere. Un estudio mostró que el aumento general del período de hospitalización de los pacientes con infecciones de heridas quirúrgicas fue de 8,2 días y osciló entre 3 días en casos de una intervención quirúrgica ginecológica, 9,9 de una general y 19,8 en una ortopédica.

Son consecuencias de la infección nosocomial desde el punto de vista humano: el daño físico y psicológico del paciente durante la complicación, las secuelas irreversibles orgánicas y funcionales, la pérdida de órganos vitales, la pérdida de la vida, el daño psicológico en familia y amistades; desde lo social: afectación personal y de la familia del paciente afectado (económica, psicológica y social), gastos de la sociedad que corresponderían a otra actividad, procesos legales de acusaciones y otros litigios, pérdida del prestigio del personal de salud y de las instituciones involucradas; desde lo económico: aumento del costo hospitalario, pérdida del trabajo, disminución de la producción y de la productividad, pérdida del salario e ingresos familiares del afectado (días no trabajados, pensión por invalidez), utilización del recurso material y humano calificado en detrimento de otras actividades de salud, costos hospitalarios que corresponderían a otra actividad socialmente útil.

El mayor uso de medicamentos, la necesidad de aislamiento y el uso de más estudios de laboratorio y otros con fines de diagnóstico elevan los costos. A estos se añaden los costos intangibles como el sufrimiento, el dolor, la discapacidad, que reducen la calidad de vida.

Las infecciones nosocomiales agravan el desequilibrio existente entre la asignación de recursos para atención primaria y secundaria al desviar escasos fondos hacia el tratamiento de afecciones potencialmente prevenibles. La edad avanzada de los pacientes internados en establecimientos de atención de salud, la mayor prevalencia de enfermedades crónicas en pacientes internados y el mayor uso de procedimientos terapéuticos y de diagnóstico que afectan las defensas del huésped constituirán una presión constante en las infecciones nosocomiales en el futuro. Los microorganismos causantes de infecciones nosocomiales pueden ser transmitidos a la comunidad por los pacientes después del alta hospitalaria, el personal de atención de salud y los visitantes. Si dichos microorganismos son multirresistentes, pueden causar enfermedad grave en la comunidad.

BIBLIOGRAFÍA

  • Coella R et al. The cost of infection in surgical patient: a case study. J Hosp Infect, 1993, 25:239-250
  • Del Rey Calero, J. Fundamentos de epidemiología para profesionales de la salud. Editorial Universitaria Ramón Areces. Facultad de Medicina Universidad Autónoma de Madrid. 2007. p. 375
  • Jarvis WR. Selected aspect of the socioeconomic impact of nosocomial infections: morbidity, mortality, cost and prevention. Infect Control Hospital Epidemiology 1996;17:552-557.
  • Lisboa T, Rello J. Prevención de infecciones nosocomiales: estrategias para mejorar la seguridad de los pacientes en la Unidad de Cuidado Intensivo. Med Intensiva. 2008;32(5):248-52
  • Lizarbe M. Evaluación de un nuevo modelo de vigilancia epidemiológica activa de las infecciones intrahospitalarias en la Unidad de Cuidados Intensivos General del Hospital Nacional Edgardo Rebagliati Martins. Revista Peruana de Epidemiología. Vol 12 No. 1, 2008
  • Mundy L, Fraser V. Determining the cost-effectiveness of hospital epidemiology and infection control programs. Glen Mayhall, Hospital Epidemiology and Infection Control, 2nd ed. Philadelphia: Lippincott Williams & Wilkins; 1999. pp. 1437-1443
  • National Nosocomial Infections Surveillance (NNIS) System Report, Data Summary From October 1986-April 1988, Issued June 1998. Am J Infect Cont, Oct 1998;26(5):522
  • Nercelles, MP, et al. Costo de las infecciones intrahospitalarias (IIH) en hospitales chilenos de alta y mediana complejidad. Rev Panam Infectol 2008;10(a 4 Supl 1):S91-95
  • Peña C, Pujol R, Pallares R, Corbella X, Vidal T. Estimación del coste atribuible a la infección nosocomial: prolongación de la estancia hospitalaria y cálculo de costes alternativos. Hospital Bellbitge U Barcelona. Med Clin (Barc) 1996;106:441-444
  • Prevención de infecciones nosocomiales. Guía práctica. Segunda edición. WHO/CDS/CSR/EPH/2002
  • Rodríguez AV, Sánchez L. Infección nosocomial. Impacto y perspectivas. Rev Cubana Hig Epidemiol, Vol 42 No. 2. Ciudad de La Habana. Mayo-Agosto 2004
  • Sax H, Pittet D. Interhospital differences in nosocomial infection rates: importance of case-mix adjustment. Arch Intern Med 2002;162(21):2437-2442.
  • Schmunis GA y cols. Costo de la infección nosocomial en unidades de cuidados intensivos de cinco países de América Latina: llamada de atención para el personal de salud. Rev Panam Infectol 2008;10 (4 Supl 1):S70-77

Comentar

Inicie sesión para comentar.
Si aún no está registrado ingrese aquí.