Recomendaciones para pacientes con prótesis total de cadera

oct 08 2011

Lina María Vélez Cuervo / Ortopedista / Universidad de Antioquia / Hospital Universitario de San Vicente Fundación

 

El reemplazo total de la cadera consiste en sustituir la articulación de la cadera (entre la pelvis y el muslo), por una articulación artificial hecha de metal y polietileno (plástico).

Cuando se encuentra afectada la cadera se puede sentir dolor en la ingle, el cual aumenta con la actividad y se dirige hacia la rodilla por la parte delantera del muslo. La movilidad de la articulación puede encontrarse afectada en forma progresiva, lo que se puede notar cuando se tiene molestia para sentarse en asientos bajos (automóvil, taza del baño) y problemas para subir o bajar escaleras.

 

Una vez se diagnostica una enfermedad que requiere reemplazo de la cadera hay varias cosas que se deben saber:

  • Como se mencionó anteriormente la articulación enferma se reemplaza por una nueva.
  • Es muy importante tratar de conservar a la cadera artificial funcionando en condiciones óptimas durante mucho tiempo, para esto se deben seguir las indicaciones que son dadas por parte del equipo de médicos encargados del caso.
  • Los objetivos de la cirugía son quitar el dolor y reintegrar a la persona en forma normal a las actividades cotidianas.

 

Cuidados en el hospital

1) Después de la cirugía se colocara un cojín entre las piernas, esto es con objetivo de evitar que la cadera se luxe (se salga de su lugar), ya que los músculos que se encargan de mantenerla en su sitio se encuentran débiles por la anestesia y la cirugía.

2) Se debe mantener al paciente decúbito supino (boca arriba) utilizando el cojín entre las piernas por lo menos las primeras seis semanas después de la cirugía. No se debe asumir la posición decúbito lateral (de lado) ni cruzar las piernas.

3) Es probable que los primeros dos o tres días se recomiende estar acostado y sólo sentarse a la orilla de la cama, esto también tiene como objeto evitar que la cadera artificial se luxe y permitir que los músculos recuperen su fuerza normal.

4) Durante la estancia en el hospital, se darán las instrucciones para comenzar a caminar y sentarse, con el fin de facilitar y llevar a cabo correctamente la recuperación.

5) Antes del alta se debe procurar preguntar todas las dudas al médico.

 

Cuidados fuera del hospital

1) Al alta del hospital se entregará una receta con algunos medicamentos que se tomarán y aplicarán para evitar complicaciones tales como el dolor, la infección y los problemas con las venas.

2) También se entregarán por escrito las indicaciones del especialista que especifican los movimientos y ejercicios que están permitidos realizar.

3) Uso de medias elásticas durante las primeras cuatro semanas después de la cirugía para evitar complicaciones de la circulación.

4) Procurar sentarse en sillas elevadas que impidan que las rodillas se coloquen por arriba del nivel de las caderas (ingles). Así mismo conseguir un aumento para la altura de la taza del baño (disponible en tiendas de artículos ortopédicos); todo para evitar que la cadera se luxe.

6) Vigilancia de la herida quirúrgica, si se encuentra muy roja, caliente, produce dolor y hay salida de sangre, suero o pus se debe acudir a urgencias a valoración sin importar la hora o el día.

7) Si se acude a revisión de urgencia, tomar la temperatura y anotarla, guardar reposo, colocar hielo sobre el sitio de la operación y conservar la calma.

 

Complicaciones

Ya que es una cirugía sofisticada y grande se pueden presentar complicaciones que el médico debe conocer y buscar para encontrarlas temprano.

Las más frecuentes son:

1) Luxación, cuando la prótesis se sale de su lugar.

2) Aflojamiento de la prótesis, cuando la prótesis pierde su fijación en el hueso o en el cemento.

3) Desgaste de la superficie de la nueva articulación, ocurre con el tiempo y se presenta más rápido en personas obesas o que realizan actividad física en exceso (correr, trotar, jugar fútbol o deportes que impliquen correr). Los deportes permitidos son la natación y en segundo término la bicicleta estática.

4) Infecciones.

5) Problemas circulatorios.

 

Los estudios a largo plazo demuestran que alrededor del 95% de los pacientes está con su prótesis a los 10 años de cirugía y el 90% de éstos se encuentra bien o muy bien a los 20 años posteriores a la cirugía.

El desarrollo tecnológico actual, permite predecir que estos resultados pudieran ser aún superiores.

Si requiere más información sobre el procedimiento acuda al Servicio de Ortopedia del Hospital Universitario de  San Vicente Fundación en Medellín, Colombia.

Comentar

Inicie sesión para comentar.
Si aún no está registrado ingrese aquí.