forbrukslån uten inntekt | forbrukslån lett | lån på dagen

Propósito para el 2018: recuperar la confianza

dic 13 2017

Hospital Universitario San Vicente

El año que se avecina llega con un reto importante para las instituciones de salud. El Modelo de Atención Integral en Salud debe ser estructurado en 2018, todos los actores del sistema debemos adecuar nuestra operación para hacerlo realidad. El primer paso que debe darse es la recuperación de la confianza entre los diferentes interlocutores. Es imposible que sin confianza recompongamos el camino; los motivos abundan, son reales, sin embargo, es indispensable buscar nuevas estrategias de acercamiento, nuevos modelos de relacionamiento, con otras expectativas entre los actores, para que las relaciones sean más fluidas y el cumplimiento de los compromisos tenga otros parámetros de evaluación.

El Sistema de salud, que hasta el momento ha privilegiado la gestión del riesgo individual, tiene que abrirse a gestionar el riesgo colectivo. Las EPS, los entes territoriales, tienen que lograr que todas las instancias del sistema lo hagan. Los hospitales debemos explorar estrategias de salud pública que eran impensables para el segundo y tercer nivel de complejidad. Centros de alta complejidad tendremos que comprometernos con instituciones de primer nivel para que sus acciones sean más efectivas y los pacientes, finalmente, logren mantener los estados saludables o sus entidades clínicas puedan ser manejadas en los niveles menores, con mínimas complicaciones y mejores resultados.

De la misma manera, la atención domiciliaria, la medicina ambulatoria, los hospitales de día y todas las modalidades de atención que mantengan a los pacientes con menor exposición a los riesgos que suponen la atención hospitalaria van a ser privilegiadas. Los pacientes y las instituciones de salud tendremos que acostumbrarnos a una medicina cada vez menos intramural y cada vez más ágil, en la cual las tecnologías de las comunicaciones tendrán un papel preponderante y serán las responsables de la seguridad y de la confianza de las personas o los usuarios en su sistema de salud.

Cambios importantes deben darse en la interlocución entre las EPS y las IPS; las auditorías eternas, por actividades y centradas en las glosas, deben dar paso rápido a evaluaciones de resultados.

La integralidad de la atención. Los pacientes, quienes han sido fragmentados, hasta ahora manejados como patologías, quienes han perdido su identidad, cambiándose por la de una enfermedad o un procedimiento, deben recuperar el trato personalizado, humano, integral.

El sistema de información debe tener desarrollos importantes para lograr todo lo que se espera del nuevo modelo. La historia clínica única, la interconectividad, el desarrollo de programas que faciliten la comunicación directa con las personas, los sistemas amigables para la gestión por parte del personal de salud, todos son requisitos que se deben lograr para que nuestro modelo de atención en salud sea de verdad integral y para que verdaderamente las personas, las familias y la sociedad sean el centro de nuestro sistema de salud.

Comentar

Inicie sesión para comentar.
Si aún no está registrado ingrese aquí.